DE VIAJEROS POR LISBOA

in NEWS - LO MÁS NUEVO

DE VIAJEROS POR LISBOA 1Una vez más hemos disfrutado de nuestra condición de viajeros por Lisboa, y esta vez ha sido gracias a Venere. Os contamos.

OTRA VEZ LISBOA, OTRA VEZ PORTUGAL. ¡BIEEEEEEEEN!

Siempre es para nosotros un grato placer visitar la capital de Portugal. Un destino tan cercáno como querido, por su carácter bohemio y multifacético. Es una ciudad que nos encanta, nos apasiona, nos relaja, y encima está cerca a la par que las posibilidades de encontrar viaje y alojamiento baratos son muchas. Nosotros en esta ocasión hemos organizado todo el viaje a Lisboa desde Venere y nos ha salido super-económico.

La desembocadura del Tajo no habría podido dar mejor resultado que la creación de esta fantástica y mágica ciudad, aunque también sus alrededores, con sitios tan bonitos como Estoril o Casacais, aportan a Lisboa un plus que la convierte en uno de los destinos turísticos más apreciados de esta parte del mundo.

DE VIAJEROS POR LISBOA 2LISBOA, SIEMPRE DISTINTA, SIEMPRE LA MISMA

A mi me parece que Lisboa es al mismo tiempo la misma pero diferente en cada visita que hago. Quiero decir que me reconforta encontrarme esos rincónes y lugares por los que vuelvo una y otra vez, pero al mismo tiempo es una ciudad que siempre me sorprende con algo nuevo. Y es que Lisboa es también un centro cultural de primera categoría.

Lisboa estaba ya ahí cuando Roma aún no existía, y después fue capital occidental del mismísimo Imperio Romano. Tanto la Lisboa moderna y cosmopolita, como el teleférico, los tranvías o el Puente Vasco da Gama, son imágenes que no se te borran nunca. Varios centenares de museos, una gastronomía tan variada como extensa, las playas, y en si las calles. Todo en Lisboa se conjura para que te encuentres «a gusto».

DE VIAJEROS POR LISBOA 3ALFAMA, LA BAIXA, EL BACALHAO, LOS TRANVÍAS…

El barrio de Alfama es el más antiguo de Lisboa, con edificios realmente emblemáticos que merece la pena ver y fotografiar, por ejemplo el Castillo de San Jorge. Es aquí en donde podemos encontrar, quizás, los mejores sitios para comer bacalhao de mil maneras distintas, ademñas de mariscos frescos y otros platos típicos portugueses regados por un buen Vinho do Oporto.

Y si hablamos de la Baixa, a pesar de haber sido destruido el «bairro» casi por completo por el terremoto de 1755, en el no te puedes perder lugares como la plaza Luís de Camões o el elevador de Santa Justa, de Eiffel. Y una vez aquí, lo mejor es preparar el bolsillo, y pasar una buena parte de la noche disfrutando de los mejores fadistas. Una cena en estos rincones tan bohemios, amenizada en vivo por las melodías de un buen fado es algo que no vas a encontrar en ninguna otra parte del mundo.

DE VIAJEROS POR LISBOA 4MUÉVETE EN TREN Y EN TRANVÍA

Ya en Belém, y en toda la zona a orillas del mar, hay prácticamente de todo. Por el día, si es la primera vez que visitas Lisboa no puedes dejar de ver el Monumento de los Descubrimientos y también la Torre de Belém. Desde ahí parten tranvías que nos llevan a conocer las callejas de Lisboa de una forma distinta y también trenes de cercanías que nos acercan hasta las pueblos costeros más cercanos de Lisboa. Nosotros no podemos dejar de hacer nuestra visita obligada a Casacais, es nuestra debilidad. Nuca nos vamos de Lisboa sin haber pasado un día entero, al menos, en Cascais, y da igual que sea en verano o invierno, aunque en verano, mucho mejor, por la playa, claro, una de las más bonitas de por aquí.

Sin movernos del centro, he de recomendaros que desgustéis los famosos pasteles de nata y, como no, una copita de vino de Oporto. Por cierto, por aquí hay tiendas especializadas en vinos. Nosotros siempre nos traemos a España alguna botellita de las que casi seguro no encontraremos por allí.

DE VIAJEROS POR LISBOA 5Y DESPUÉS DE CASI UNA SEMANA, LO PEOR, TENER QUE VOLVER

Y después de pasar varios días comiendo bacalhao preparado de distintas formas, marisco por doquier, bañándonos en Cascais y Estoril, moviéndonos en tranvía y tren de cercanías y charlando hasta altas horas de la madrugada bebiendo vinho de Oporto y tras haber escuchado las gratas melodías de un Fado, tenemos que volver a hacer las maletas y de vuelta a España. Pero volveremos en menos que canta un Gallo, porque Lisboa, nos encanta.

Ah, por cierto, esta vez, el viaje, organizado desde Venere nos ha salido super-barato, el hotel por menos de 40 euros diarios y el viaje no os lo digo para no daros envidia. Pero sí os cuento más, dos personas casi una semana, e incluyo restaurantes y gastos varios, por menos de 500 euros total. Sí se puede.

Deja una respuesta