Qué comer y qué ver en san antonio de portmany, ahora y en el futuro... 2

Qué comer y qué ver en san antonio de portmany, ahora y en el futuro…

in VIAJAR POR EL MUNDO

San Antonio de Portmany, en Ibiza: qué hacer, cómo llegar, qué hay cerca… Qué comer y qué ver en san antonio de portmany, ahora y en el futuro…

La Bahía de Portmany siempre ha sido uno de los lugares más visitados de la isla. Y para garantizar que lo sea aún más en el futuro encara una revolución que la cambiará radicalmente, desde Port des Torrent y hasta Cala Gració. Los visitantes recuperarán un lugar emblemático de la isla de Ibiza. Pero he de hacer referencia especial a Caló des Moro, que es una zona tranquila para alojarse. Y uno de los establecimientos hoteleros más preciados de la zona es el Hotel Blau Parc, que goza con buenas críticas entre sus visitantes.

Pero nos preguntamos qué ver en San Antonio de Portmany, en Ibiza, qué hacer, qué lugares hay cerca...

 

La Bahía de Portmany ha sido un refugio de marineros desde la Antigüedad. Naves fenicias, púnicas y romanas se han resguardado en las impresionantes aguas de este gran puerto natural y las civilizaciones sucesivas han dejado su huella en un lugar que, a pesar del paso de los siglos, cambió muy poco hasta la segunda mitad del siglo pasado.

El crecimiento ha dado paso a una sensibilidad ambiental en el desarrollo que ha experimentado esta área. Se ponen a las personas en primer lugar y el respeto por el medio ambiente y el compromiso con la sostenibilidad. La reordenación del litoral de la Bahía de Portmany es una oportunidad para avanzar hacia el futuro. Nada menos que una inversión de más de 20 millones de euros complementarán la belleza del lugar con un tramo de más de 10 kilómetros de costa con el paseo marítimo más largo de las Pitiusas.

Qué comer y qué ver en san antonio de portmany, ahora y en el futuro...
Qué comer y qué ver en san antonio de portmany, ahora y en el futuro…

Será un ejemplo de integración paisajística con un mínimo impacto en el medio ambiente.  Porque en esta zona se valora toda la franja costera como espacio de convivencia y disfrute de la ciudadanía. Ideal para hacer ejercicio, pasear, moverse de un extremo a otro con facilidad y sin restricciones en el ámbito público costero. El paseo de bajo impacto es un motivo de orgullo para los vecinos y el centro de la vida del barrio.

El visitante nota toda transformación, sobre todo, en una cosa: la restauración. Un movimiento que ayuda a que los restaurantes tradicionales sean constantes promesas sobre una cocina con elementos tradicionales y de vanguardia. Un doble juego que proporciona a quien visita Sant Antoni todo lo necesario para comer bien y divertirse mucho.

Uno de los máximos exponentes de estos cambios es el restaurante Es Ventall, donde su chef José Miguel Bonet decidió hacer un cambio radical en el comedor de su familia, que ha dado de comer a los habitantes de San Antonio durante más de 30 años. Sin abandonar la tradición, abasteciéndose de su propia huerta e introduciendo la vanguardia y la tecnología en su cocina.

En Es Ventall, sin embargo, la oferta está lejos de acabarse. Descubres la cocina más tradicional de la zona en Es Rebost de Can Prats, donde podrás disfrutar de los platos más clásicos, o visitas el bar S Marí Cocina, que ha sido completamente reformado y nos ofrece una cocina de raíces transformada por su chef en una auténtica deleite.

Para conocer las nuevas tendencias culinarias, debemos detenernos en Es Gerret, donde su joven chef José González muestra las últimas versiones de platos tradicionales. Un diseño que definen como platos y platillos donde la comida no interfiere con el entretenimiento. El mejor ejemplo de una tradición renovada con productos locales a los que se aplica la vanguardia.

La etapa intermedia se encuentra en Es Nàutic, un restaurante del club náutico de Sant Antoni. Aquí la apuesta es clara: el producto. Es Nàutic trabaja con la cofradía local de pescadores y toda su oferta es fresca y de temporada del mar. Hay que dejarse llevar por las recomendaciones y lo mejor en el momento de la visita. Los arroces también son geniales.

Al mismo tiempo, se ve que Sant Antoni avanza en la dirección correcta, apostando por la gastronomía y apoyando a todos los elementos implicados. Se convierte así en un destino ideal para todos aquellos que quieran comer bien y conocer lo más tradicional de la isla, sin renunciar a la cocina típica que tanto nos gusta a los que nos gusta comer.

Asociamos el nombre Ibiza con Fiesta, pero la Isla Balear esconde grandes atractivos que hacen de este rincón del mundo un lugar muy especial.

Un gran plan en la isla es recorrerla en bici.

Ibiza tiene el magnetismo que hace que sentarse en cualquier roca y disfrutar de la puesta de sol sea un momento mágico que desearías que nunca terminara. Recomiendo ver las puestas de sol… 

Qué comer y qué ver en san antonio de portmany, ahora y en el futuro... 3

Es Rebost de Can Prats

Si pasamos de la innovación a la pura tradición, en Es Rebost de Can Prats podemos hacer el mayor acto de presencia que podamos imaginar durante un viaje gastronómico en Ibiza. Este restaurante de puras raíces ibicencas ofrece una cocina tradicional elaborada con maestría. Te gustará tanto la cena que volverás a comer al día siguiente porque necesitarás probar más platos de su carta. Y es que cada línea que avanzas en esto requiere una línea extra porque uno o una lo quiere todo.

Lo más sorprendente de todo es que puedes comer aquí por unos 30 euros por persona, un precio casi impensable en Ibiza, sobre todo si hablamos de la enorme calidad de este restaurante.

Siguiendo la tradición y formando un triángulo de varios metros con Es Ventall y Es Rebost, encontramos S Marí. Restaurante reformado recientemente en el interior.

Los propietarios de S Maří supieron interpretar a la perfección la nueva ola turística, que empieza a exigir cada vez más calidad en las cocinas, y con estos cambios crearon un restaurante de cocina tradicional, sencilla, muy sabrosa, y a precios asequibles. En VS Marí podemos disfrutar de un delicioso canelón de pollo de granja, una rica mantarraya o un pulpo con patatas y guindilla amarilla, mientras gastas algo más de 25 EUR por persona. También tienen un excelente menú diario por EUR 14,95. Por un momento te olvidas de los precios que estas acostumbrados a pagar en Ibiza.

81 / 100

Deja una respuesta