VISITAR BARCELONA EN OTOÑO

in PORTADA/VIAJAR POR EL MUNDO

Para viajeros pot Barcelona partiendo desde la plaza de las glorias 2019 – VISITAR BARCELONA EN OTOÑO – Te contamos que ver en barcelona… Una propuesta para visitar Barcelona en Otoño, o en cualquier otra época del año, tomando como base la Plaza de Les Glories.

EN OTOÑO, BARCELONA TIENE UN COLOR ESPECIAAAAAL…

Voy a proponeros un paseíto de finde por Barcelona en otoño, pero también podría valer para la primavera, o cualquier otra estación del año. Se trata de una zona que a mi me gusta muchísimo. No quiero decir que paséis todo el tiempo en ella, Barcelona tiene mucho para ver, pero sí para que la toméis como referencia para asentarnos, comer, dormir y dar algún que otro paseo y salir de compras o de tapas. Se trata de la zona de y alrededor de la Plaza de las Glories.

Para empezar, si de compras queréis ir, el Centro Comercial Glòries, y en otoño, es un lugar magnífico, no solo para disfrutar de las tiendas, también del paisaje y de la modernidad de una ciudad que, además, tiene a esta por bandera. La plaza de las Glòries está en transformación y todo indica que cuando esté terminada será una auténtica maravilla del urbanismo. Una más de Barcelona. Pero, ya estamos acostumbrados.

barcelona en otoño
barcelona en otoño

LA PLAZA DE LAS GLÓRIES, EL MERCATS DE LOS ENCANTS, EL DISSENY HUB, Y A DORMIR

A mi personalmente me gusta mucho pasar alguna que otra mañana, cuando voy a Barcelona, en el Mercats de los Encants. Os recomiendo también ver el nuevo edificio del Disseny Hub que además suele albergar interesantísimas exposiciones. El «Encants vells» también llamado «Fira de Bellcaire» es uno de los mercados más añejos de la antigua Europa, pues se construyó en el siglo XIV y es todo un símbolo del valor comercial de la ciudad. Un mercado que ocupa algo más de 15.000 m2 que cada día lo visitan más de 10.000 personas.

En cuanto al alojamiento, si queréis saber de los mejores sitios para dormir en Barcelona, te recomiendo tres: el Hotel NH Belagua, el Vincci Marítimo y el H10 Casanova. Todos ellos como a mi me gustan, modernos, bien situados, de diseño y ajustados en precio. Ya sabes dónde encontrarlos.

barcelona en otoño
barcelona en otoño

Y A COMER CERCA ¿DONDE?

El Edificio Disseny Hub es obra de varios arquitectos de MBM Arquitectes: Josep Martorell, Oriol Bohigas, Oriol Capdevila, David Mackay y Francesc Gual. Tiene una parte subterránea y otra exterior de 14,5 m de altura. La iluminación, en el interior de la parte subterránea es espectacular.  No es para contarlo (tampoco sabría como) es para verlo. Con luces de colores que se mueven al son del sonido del entorno y que perciben los sensores situados estratégicamente. Lo dicho, espectacular.

Y lo último. Para comer. También os propongo dos sitios cercanos que a mi me hacen repetir una y otra vez cuando visito la ciudad de Barcelona. El primero, para los amantes de la cocina italiana, «La Tagliatella Les Glories», y el otro, de cocina asiática, que también me encanta, el  «Restaurante Kyoka», en la Avenida Diagonal, cerca de la plaça de les Glòries.

MÁS FOTOS

RECUERDOS DE UN OTOÑO EN BARCELONA – UN RELATO DE JOHNNY ZURI

Sería inverosímil localizar un instante más ideal para dar libertad a los pensamientos mudos. Uno está en una de las fantásticas bibliotecas catalanas, revolviendo en el lugar de la crítica literaria, buscando algo indefinido. De pequeño buscaba cosas y me habían dicho que no leyera a Cortázar. Era poco menos que un pecado. Por eso leí todo Cortázar, para poder compartir, y aunque fingí idolatrar al escritor, no era así.

Llegué a participar en cenáculos donde la gente se reunía a leer a Cortázar. Todos y todas buscando la emoción compartida. Para pertenecer al Círculo había otros artistas obligatorios. El Círculo y la hipocresía de la época, que sigue viva en la atmósfera de otoño de Barcelona. Para quedar bien era. En lo político estaba prohibido hablar de las cosas que han sido designadas por los poderes progres como incorrectas. En el otoño de Barcelona se nota, se siente, como en pocos otros sitios de España y Europa, ese olor a putrefacción decadente, teñido o enmascarado de falsos valores «democráticos» y «solidarios». 

Aquél círculo detestaba el asistencialismo, porque lo revolucionario era ir a las villas de las miserias a explicarles a la gente las ideas de Marx, de Lenin, y a hacerles comprender que debían sublevarse. Les hablábamos de Mao Zedong, y para estar en armonía con el conjunto, había que tener mucho cuidado de criticar a un pobre o bien a un sudamericano. Si se te ocurría afirmar que habías conocido a un rumano o un colombiano que era un hijo de puta, enseguida te acusaban de facha.

Para la gente del Círculo un escritor era respetado por su compromiso con LA idea de sociedad. Tenía que ser un escritor marxista, por lo menos, por lo menos, como mal menor, socialista. No importaba la calidad literaria. Decidí acabar la relación cuando me di cuenta de lo alejado que estaba todo esto de las verdaderas ideas de libertad y de democracia. Que había estado actuando, en realidad, para estar con una chica. Y me valió para pasar con ella todo un otoño en Barcelona. La gente del Circulo eran, claro que si, una panda de irresponsables, que la revolución radical les molaba, como postureo. 

Lenin, Marx, Engels, y toda la lista de super héroes anacrónicos a mí me importaban un carajo. Yo más bien era ácrata. 

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja un comentario